944 24 77 77
hola@iberlingva.es

TIPS, RECURSOS, VIDEOS, REFERENCIAS & MORE

LEARN BY DOING
22 Apr 2016

A veces la distancia más corta entre dos personas no es la línea recta

Hoy estrenamos nuestra sección de entrevistas con Carmen Burguete, a cargo del Taller de Oratoria e Improvisación de la academia.

1. Eres coach personal y ejecutivo ¿Cómo empezaste en el mundo del coaching y en qué se diferencia uno del otro?

Llegué al mundo del coaching buscando un cambio en mi carrera profesional. Siempre ha estado ligada a la gestión de equipos y el trato con personas así que cuando descubrí las bondades del coaching el camino estaba claro.

Como coach trabajo acompañando a personas a conseguir objetivos que por si solas no consiguen alcanzar. Éstos pueden ser personal (life coaching) o profesionales (ejecutivo). También me he formado en coaching de equipos y PNL (programación neurolingüística)

2. ¿Por qué la gente tiene tantos problemas o miedos para hablar en público y expresarse con soltura?

Cada uno tenemos razones personales pero suele haber elementos comunes. En primer lugar somos seres sociales y ser aceptado en un grupo forma parte de nuestro ADN. Al hablar frente a un público te expones al resto y surge el miedo al rechazo.

Si a este miedo natural le sumamos creencias que vamos acumulando en la vida (“no voy a ser capaz” “seguro que me quedo en blanco”,…) el resultado es el miedo a hablar en público. La buena noticia es que es posible entrenarse para superarlo y llegar incluso a disfrutar con ello. Es cuestión de práctica.

3. Últimamente ha habido una explosión de profesionales del coaching que se mueven tanto offline como online, ¿estamos ante un boom o estamos más perdidos que nunca?

Vivimos en un entorno en continuo cambio. Es lógico que queramos adaptarnos pero no siempre sabemos cómo. El coach aparece en escena como un apoyo en nuestro proceso de adaptación y crecimiento personal. Es cierto que cada vez se oye hablar más de coaching, sin embargo no es oro todo lo que reluce. Muchos que se autodenominan como coach hacen en realidad consultoría o mentorización. Estos servicios son también  muy útiles pero tienen una base muy distinta al coaching. En este último, el actor y responsable del proceso es el propio cliente, el coach no le dice cómo ni qué debe hacer , le ayuda a descubrir por sí mismo el camino.

Primera sesión taller de oratoria en Iberlingva (Bilbao)Alumnos en la primera sesión del Taller de Oratoria

4. Hemos leído por ahí que ” La distancia más corta entre dos puntos no siempre es la línea recta”… ¿qué quieres decir con esto?

Esta es una frase que me gusta utilizar en mis sesiones. Muchas veces nos empecinamos en seguir un único camino hacía ese objetivo o meta que tenemos, sin tener en cuenta otras opciones. Cuando no lo conseguimos podemos incluso abandonar nuestro sueño por parecernos imposible. Sin embargo si vamos serpenteando y probando otras vías (a priori menos directas) descubrimos que sí puede alcanzarse la meta, sólo hay que buscar la mejor via para llegar, aquí es donde el papel del coach es fundamental; ayuda a que cambiemos de perspectiva  para ver el camino que, desde nuestro estado actual, no conseguimos ver.

5. ¿Crees que a nivel educativo el Estado tiene como asignatura pendiente enseñar a niños y jóvenes a comunicarse con seguridad y claridad o es algo que debe desarrollar cada individuo?

Indudablemente esta es una asignatura pendiente (junto al aprendizaje real de idiomas) de nuestro sistema educativo. Se pone énfasis en los contenidos pero se olvida de entrenar en la comunicación. Saber venderse, convencer a tu cliente, gestionar un equipo, etc , todo ello exige saber comunicar y no estar entrenado para ello termina siendo un lastre y una forma de perder oportunidades.

6. Por último, muchos de nuestros alumnos son estudiantes universitarios y tienen problemas para defender sus ideas y exponer trabajos ante los demás compañeros, ¿algunos consejos rápidos que les puedas dar?

Lo más importante es tener bien preparado lo que vas a decir. Debes atender a tu audiencia y adaptar tu discurso a ella, que le sea fácil de seguir. Si lo estructuras bien y lo haces sencillo ganarás en confianza, reducirás muchísimo tus miedos y conseguirás que tus oyentes te escuchen con interés. Si a todo esto le pones un toque personal y una pizca de humor el éxito llega. En dos palabras: sencillez y práctica.

Entrevista a Carmen Burguete
Profesora del Taller de Oratoria, Debate e Improvisación

Leave a Reply